Reflexiones para experimentar

de Josep Pocalles

Los 8 errores típicos del emprendedor para conseguir capital privado

with one comment

Daniel, este post es para ti : Chaencey Gardiner nos da su visión, acreditada, de los 8 errores más comunes que cometen los emprendedores de startups a la hora de conseguir capital para sus empresas.
Vender el producto y no la empresa:
Este es el más común de los errores. Los emprendedores se enamoran de lo que hacen hasta tal punto que se olvidan del dato más cierto: Los inversores no invierten en productos, en cosas, en servicios, invierten en empresas. No se imaginan la de veces que he visto presentaciones, informes interminables sobre ideas brillantísimas que no hacen referencia a la empresa.

Si usted es emprendedor y busca un soporte financiero de Capital Riesgo o Business Angel, debe considerar que lo que realmente le interesa a ese inversor es su empresa en primer término y usted en segundo. El tercer factor es el producto, nunca el primero.

Ausencia de un calendario de hitos:
Este es el segundo error más frecuente. Seguramente es capaz de sorprender a su inversor con un Excel impresionante, pero lo que realmente quiere saber el inversor no es tanto el cuánto sino el cuándo. Saber relacionar ambos datos es fundamental para conseguir financiación.

Si usted es emprendedor y está en un proceso de due diligence o está pronto a pasarlo, revise esos datos ahora mismo, vea si ha establecido un calendario de hitos concreto y realista. Si no lo ha hecho, olvídese, usted no ha empezado aún a creerse que va a tener éxito.

Falta demostrar calidad como empresario:
Un emprendedor no es necesariamente un empresario. Ni viceversa. Este es un error muy frecuente y provoca situaciones curiosas en las sesiones informativas entre el emprendedor y el inversor. Un empresario tiene una visión muy global, genérica, de los mercados y de lso productos, controla y se maneja perfectamente con terminologías relacionadas con los RRHH y las Finanzas, por ejemplo, pero sobretodo sabe distinguir entre un negocio y una empresa.

Si usted es un emprendedor ha de ser, además de un excelente técnico con iniciativa, un empresario. Los inversores saben distinguir muy bien entre talento específico y talento genérico. Si usted no tiene esas habilidades, cómprelas, hágase acompañar por quien las posea y úselo como parte del equipo clave.

Desconocimiento del mercado:
Cada negocio interesante tiene una competencia real. La competencia no es solo los competidores directos y los casi directos que pueda ver a simple vista. No, también incluye alternativas, soluciones “suficientemente buenas” y el status quo. Es necesario convencer a los inversores que usted y su empresa tiene ventajas reales para abordar y vencer todas estas formas de competencia, y que pueden mantener todas o casi todas estas ventajas durante varios años. Además, usted, su empresa y su producto, tendrán que mostrar que existe y usan ya una buena manera para llegar a los clientes y batir a los competidores.

Si usted es un emprendedor y ha desarrollado relojes digitales de alta precisión conectados vía satélite con los relojes atómicos de todo el mundo su competencia no es Rolex, es cualquier teléfono celular, sí, cualquiera, incluso los de que cuestan 0€. Piense en ello.

Ocultar los riesgos al inversor:
Todos los emprendedores exageran. Sí, lo hacen cuando prensetan sus magníficas hojas de Excel y sus PowerPoint. Pero eso no es mentir ni ocultar nada. Eso ya lo sabe su inversor. Si ese inversor es Guy Kawasaki lo primero que hará es añadir un año a sus previsiones y multiplicarlas por 0,1. Pero Guy es americano, y trata con americanos. Así que si estuviera en España, utilizaría otra fórmula o ya estaría arruinado. Cuando hablo de ocultar los riesgos fundamentalmente me refiero a la situación real de la compañía. Son muchas las veces que el inversor accede y ese dinero aportado, que debería estar ocuparse en hacer grande a esa empresa, se ocupa en tapar agujeros ocultos a los inversores.

Si usted es un emprendedor y necesita capital para tapar agujeros no lo pida a empresas de Capital Riesgo ni a un Business Angel. Pero si su proyecto es suficientemente bueno, lo que sí puede hacer es incluir todo el cemento necesario para cubrir ese agujero enorme, cuénteselo a sus inversores y contémplelo en el Plan de Negocios. Ellos lo aceptarán.

Poca concreción en los planes de negocio:
Cuando ocurre esto, normalmente, hay un síntoma de ocultación y un reflejo de la calidad del empresario. No existe un proyecto claro o no se sabe expresar.

Antes de que usted vaya a solicitar capital, debe haber soñado en su proyecto 1.000 veces. Mientras está durmiendo, cuando conduce, cuando está en el baño, mientras hacía el amor, mientras cocina. Lo ha de tenir tan claro que el inversor ha de asustarse ante tanto convencimiento. El que ha de dudar es él de él mismo, no de usted y mucho menos dudar de que usted sepa lo que está diciendo.

Demostrar que se viene rebotado de la banca:
Bien, esta es una realidad. A veces se opta por acceder a los mercados de capital como una solución de “Salvación”. Ese es un gran error. La solución Capital no es tal Solución. Los Inversores son el camino, no el destino. Los empresarios lo saben, hay cosas que precisan de tanto dinero que no es posible hacerlas sólo o mediante el acceso de las entidades bancarias. Pero si usted agota las posibilidades del mercado financiero es porque su proyecto tiene lagunas, errores o le faltan garantías.

Los mercados de Capital trabajan del mismo modo. Necesitan garantías y la única que usted le puede otorgar es usted mismo, su equipo y su idea. Véndala como un camino natural para crecer, no como una solución a sus problemas.

Ignorar el feedback de los inversores que te rechazan:
Pues este es un error demasiado común. Miren, los inversores se conocen los unos a los otros, se intercambian información (a toro pasado, claro) y comentan que estuvo tal o cual empresa… y se cuentan lo que sucedió y porque se denegó. Pues resulta que la respuesta más habitual es “pues chico… parece que mucho caso no te hizo porque a mi me ha presentado lo mismo y de igual manera”. Los inversores no quieren fastidiarle, quieren hacer negocios.

Si a usted le dicen NO y usted es suficientemente inteligente para preguntar por qué y procesar esa información en su beneficio tendrá más oportunidades la siguiente vez. Use a su favor toda la información que le faciliten por favor. Úsela en su beneficio.

Anuncios

Written by jpocalles

octubre 19, 2009 a 9:49 am

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. seguro que será útil 🙂 thx!

    danielz

    octubre 19, 2009 at 11:30 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: