Reflexiones para experimentar

de Josep Pocalles

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Aprender

leave a comment »

He aprendido que hay amores fugaces que duran toda una vida y amores eternos que duran sólo una noche. Que el que quiere lo puede, lo sigue, lo logra y lo consigue.

Que el ‘Nunca más’ nunca se cumple. Y que el ‘Para siempre’ siempre termina.

Que los grandes amigos pueden verse grandes desconocidos. Y un desconocido alguien inseparable.

Que el sentir dolor es inevitable, pero sufrir es opcional.

Que si quieres ver a una persona, búscala. Mañana quizá sea tarde.

Que el que no arriesga no gana, y el que arriesga no pierde nada.

Que no hay que pedir perdón por lo que se siente. He aprendido que no se puede seguir negando lo evidente.

Y sobre todo he aprendido que queda mucho por aprender.

Anuncios

Written by jpocalles

octubre 24, 2018 at 7:59 am

Publicado en Uncategorized

Tagged with

El Arte de la Prudencia

leave a comment »

Hablar con prudencia. Con los competidores por cautela; con los demás por decencia. Siempre hay tiempo para soltar las palabras, pero no para retirarlas. Hay que hablar como en los testamentos: cuantas menos palabras, menos pleitos. Uno debe practicar en lo que no importa para cuando sí importe. El secreto parece algo divino. El que habla con facilidad está cerca de ser vencido y convencido. Baltasar Gracián. Allá por el 1647 en la primera edición de su libro, “El arte de la prudencia”

https://es.wikipedia.org/wiki/Or%C3%A1culo_manual_y_arte_de_prudencia

 

Written by jpocalles

septiembre 24, 2018 at 9:50 pm

Viaje a Itaca

leave a comment »

Cuando salgas para hacer el viaje hacia Itaca has de rogar que sea largo el camino, lleno de aventuras, lleno de conocimiento.

Has de rogar que sea largo el camino, que sean muchas las madrugadas que entrarás en un puerto que tus ojos ignoraban
que vayas a ciudades a aprender de los que saben.

Ten siempre en el corazón la idea de Itaca.

Has de llegar a ella, es tu destino
pero no fuerces nada la travesía.
Es preferible que dure muchos años
que seas viejo cuando fondees en la isla rico de todo lo que habrás ganado haciendo el camino
sin esperar a que dé más riquezas
Itaca te ha dado el bello viaje
sin ella no habrías salido.

Y si la encuentras pobre, no es que Itaca te haya engañado.

Sabio como muy bien te has hecho
sabrás lo que significan las Itacas.

Cavafis

 

Written by jpocalles

agosto 26, 2018 at 10:20 am

Publicado en Uncategorized

Concierto de Aranjuez

leave a comment »

Una maravilla para los sentidos

Written by jpocalles

julio 15, 2018 at 11:09 am

Publicado en Uncategorized

Tagged with

El primero

leave a comment »

EL PRIMERO

El Primero en pedir disculpas es el más valiente.

El Primero en perdonar es el más fuerte.

El Primero en olvidar es el más feliz.

Un descanso merecido en breve …

#Verano2018

Written by jpocalles

julio 12, 2018 at 8:18 pm

Publicado en Uncategorized

Autoconciencia Emocional

leave a comment »

Sublime artículo leído en Yorokobu:  El maravilloso arte de que todo te importe una mierda en el momento adecuado

Hay (muchas) personas que viven permanentemente cabreadas. Todo les pone de los nervios. Se molestan por la foto que acaba de subir su exnovia a Instagram, por la forma de masticar chicle del chico sentado frente a ellos en el autobús o por la falta de consideración del compañero de trabajo que olvidó preguntarles por su estupendo fin de semana. Le dan demasiada importancia a cualquier cosa, y lo peor es que no pueden evitar hacerlo.

Y eso, claro, les genera estrés, malestar, frustración e infelicidad. Se calcula, de hecho, que entre un 20 y un 30 por ciento de la población tiene hoy día algún problema de tipo emocional que se podría ahorrar. No en vano, España se ha convertido en el país con mayor consumo de psicofármacos del mundo.

Sí, la gente sufre y pierde el tiempo con detalles insignificantes con demasiada frecuencia. Muchas personas nacen (o se vuelven con el tiempo) débiles a nivel emocional por muchas razones. Lo bueno es que la situación es reversible y aún es posible conseguir un estado de ánimo óptimo. Solo hacen falta un poquito de entrenamiento (en controlar el pensamiento y el diálogo interno) y un muchito de fuerza de voluntad.

Mark Manson da algunas pautas en su libro El sutil arte de que te importe una mierdaun enfoque rompedor para vivir una buena vida (HarperCollins).

«El libro convertirá tu dolor en una herramienta, tu trauma en poder y tus problemas en problemas un poco mejores. Eso es progreso verdadero […]. Te enseñará a cerrar los ojos y confiar en que puedes caer de espaldas y aun así estar bien. Te enseñará a que muchas cosas te importen una mierda. Te enseñará a no intentarlo», explica Manson, responsable de un blog sobre autoayuda que supera los dos millones de lectores mensuales.

Es necesario encontrar la comodidad dentro de la incomodidad y aceptar que cuando uno trata de tenerlo todo, acaba logrando muy poquito. No se puede tener todo en esta vida. Algunos lo llaman coste de oportunidad: cualquier cosa que haces, por insignificante que sea, cuesta algo, aunque sea indirectamente.

Por ejemplo, cuando tu jefe te invita a cenar fuera en un restaurante caro un sábado por la noche, ganas el valor de esa cena pero, al mismo tiempo, abandonas la posibilidad de realizar otras actividades productivas que podrías haber estado haciendo en el tiempo que durase el encuentro. Pierdes un rato de sueño. O un rato de televisión. O un rato de risas con los amigos o la pareja. O un rato de trabajo en casa para adelantar todo lo que aún tienes pendiente.

En su libro, una especie de manifiesto por la filosofía estoica aderezado con un toque de humor, reflexiona sobre nuestra cultura: una cultura que parece estar obsesivamente orientada a expectativas positivas, pero poco realistas.

«Sé más feliz, sé más sano, sé el mejor, mejor que los demás. Sé más inteligente, más rápido, más rico, más sexi, más popular, más productivo, más envidiado y más admirado. Sé perfecto, maravilloso y defeca lingotes de oro cada mañana antes del desayuno mientras te despides de tu cónyuge modelo y de tus 2,5 hijos. Después toma tu helicóptero particular que te traslada a tu estupendo y satisfactorio trabajo, donde pasas tus días realizando actividades increíblemente significativas que quizás, algún día, salven al planeta», expone con ironía.

Parece evidente que la gente desea las recompensas sin los riesgos y que siempre queremos más y más, lo que hace que vivamos en un estado de decepción perpetua. Eso sí, determinar las pequeñas cosas que de verdad importan en la vida tampoco parece tarea sencilla. ¿Cómo lograrlo entonces?

Es necesario meditar mucho y tener un cierto nivel de autoconciencia, entendida como la capacidad de observar los propios pensamientos, prejuicios y tendencias (de forma honesta), desde la perspectiva de una tercera persona, y emitir juicios sobre ellos. ¿Y cómo detecto si tengo o no autoconciencia? Una persona carente de autoconciencia se pondría como un basilisco y golpearía la pared del salón porque no es capaz de hacer arrancar su ordenador portátil.

Después, se mostraría incapaz de justificar su acción o echaría la culpa de lo que hizo enrabietado a cualquier cosa: su estrés laboral, sus inquietos hijos o lo que escatimó el día que decidió comprarse un ordenador más barato que el que realmente le gustaba.

En cambio, una persona con autoconciencia es capaz de recapacitar y decir «me he enfadado, he perdido los papeles y no ha merecido realmente la pena. Se me enganchó el abrigo y se ha roto. La lié por eso y me he dado cuenta de que tengo ataques de ira. Tendré que tomar más conciencia de mis acciones y emociones».

importa una mierda3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La autoconciencia emocional es un arma bastante poderosa y parece que merece la pena trabajar en su desarrollo. La amiga que de forma habitual llega tres cuartos de hora tarde a las citas, pero que siempre pide disculpas y reconoce que necesita recordatorios. O el jefe con mala baba, que de vez en cuando les pide disculpas a sus empleados por soportar sus constantes y descontroladas idas de olla.

El hecho de que una persona reconozca los aspectos más negativos de su carácter o personalidad nos acerca a ellos. En el momento en que alguien reconoce sus defectos, no solo los perdonamos, sino que incluso pasan a agradarnos.

No hay una fórmula mágica, pero es cierto que, a veces, para ser feliz hay que conseguir que todo te importe una mierda en el momento preciso. Pero ¿en qué consiste eso de mandarlo todo al carajo? ¿Se trata de volverse una especie de sociópata o psicópata emocional? Para nada. Manson explica lo que para él es exactamente que (algo o todo) te importe una mierda a través de tres sutilezas:

Que algo te importe una mierda no significa ser indiferente; significa sentirse cómodo por ser diferente: Asegura que la gente indiferente es débil y está asustada. «Son los típicos que trolean en internet y se pasan la vida echados en el sofá. De hecho, la gente indiferente a menudo intenta ser así porque en realidad todo les importa demasiado». No es posible que todo te importe un carajo. Siempre hay (o debería haber) algo que te mueve e importa.

Para que te importe una mierda la adversidad, primero debe importarte algo más grande que la adversidad: Si te pasas el día dándole demasiadas vueltas a cosas triviales y sin sentido que te molestan, como las fotos de perfil en WhatsApp de tu ex, lo más probable es que no tengas mucho más en juego en tu vida. Y este es el verdadero problema que deberías hacerte mirar.

Te des cuenta o no, siempre estás eligiendo qué es importante para ti: Lejos de nacer con la habilidad de que las cosas les importen una mierda, las personas suelen pensar que todo es relevante para su vida cotidiana. «Cuando somos jóvenes, todo es nuevo y emocionante, y todo parece importar mucho […]. Conforme nos hacemos mayores, con el beneficio de la experiencia (y habiendo visto tanto tiempo pasar), empezamos a darnos cuenta de que la mayoría de estas cosas tiene un impacto mínimo y pasajero en nuestras vidas […]. En esencia, nos volvemos más selectivos sobre las cosas que nos importan. Esto es algo llamado madurez. Es interesante, deberías probarla alguna vez».

Esta etapa resulta bastante liberadora. Asumes que nunca vas a ser una estrella del rock, ni vas a acabar con la corrupción política o el hambre en el mundo, ni vas a poder ligar con Mario Casas. Te relajas y te centras en disfrutar de lo que de verdad te importa. Cosas como la familia, los amigos y, en su caso, la pareja.

Vivimos las emociones negativas de forma extrema y vemos la felicidad como un destino utópico. Sin embargo, ser feliz puede ser lo más normal del mundo, si uno es capaz de entender que no necesita mucho para estar bien, huye de la enfermiza autoexigencia y disfruta de las pequeñas cosas.

Manson asegura que la felicidad es una forma de acción y que se consigue al resolver problemas. No es algo que descubres por arte de magia cuando, tras el último aumento de sueldo que recibiste, tienes el dinero para comprarte ese coche molón que tanto deseabas.

«La felicidad es un constante proceso en desarrollo, porque resolver problemas es un permanente proceso en desarrollo: las soluciones a los problemas de hoy sentarán las bases de los problemas de mañana y así sucesivamente», explica el escritor y bloguero.

La felicidad, al igual que otras emociones, no es algo que uno obtenga, sino algo que uno habita. No es algo que entre un día por la ventana de la cocina mientras apelamos a la positividad y nos tomamos una infusión en una taza de Mr Wonderful. ¿Cuándo ocurre entonces la verdadera felicidad?

«Cuando encuentras los problemas que disfrutas teniendo y resolviendo», expone Manson. A veces, esos problemas son bastante simples y pasan por cosas como pasar un fin de semana en una ciudad que aún no conoces o ganarle una carrera a tu amigo.

En otras ocasiones, esos problemas son abstractos y complicados, como hacer las paces con ese familiar del que llevas mucho tiempo distanciado o desempeñar un trabajo en el que te sientas medianamente cómodo. Cabe entender, por tanto, que la felicidad no es un destino, sino una manera de viajar.

Written by jpocalles

abril 14, 2018 at 11:22 am

Publicado en Mundo, Uncategorized

Cómo funcionan las criptodivisas : Bitcoin

leave a comment »

Pasar de un modelo centralizado bancario a uno descentralizado.

http://www.bbc.com/news/av/technology-43026143/bitcoin-explained-how-do-crypto-currencies-work

Written by jpocalles

marzo 10, 2018 at 11:10 am

Publicado en Uncategorized

Tagged with ,